Wednesday, July 10, 2013

Gobiernos aliados y adversarios de EU en América Latina le exigen una explicación por la red de espionaje.

Gobiernos aliados y adversarios de EE.UU. en América Latina se unieron hoy para pedirle explicaciones por la supuesta red de espionaje que puso en marcha en la región, con especial foco en Brasil, México y Colombia, tal como lo denunció el fugitivo extécnico de la CIA Edward Snowden. 


Desde países cercanos a EE.UU., como Chile, Colombia y México, hasta sus críticos acérrimos, como Ecuador y Venezuela, pasando por moderados, como Brasil y Costa Rica, los latinoamericanos reclaman al poderoso vecino del norte que explique si es verdad que estaban considerados como “blanco prioritario” para sus servicios secretos.

Colombia, un aliado clave de los estadounidenses, de los que recibe gran ayuda militar, económica y de inteligencia, solicitó explicaciones y expresó su “rechazo” y “preocupación” ante las denuncias de Snowden a la prensa brasileña, de que era espiada masivamente. 

El embajador estadounidense en Bogotá, Peter Michael McKinley, dijo hoy que su país responderá por los canales diplomáticos a Colombia, nación que padece un conflicto interno desde hace medio siglo, con la operación de guerrilleros de izquierda, paramilitares de derecha y narcotraficantes que envían toneladas de drogas a EE.UU. y Europa. 

Según los medios de comunicación de Brasil, el vasto esquema de espionaje era operado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), entidad esta última que históricamente ha sido mirada con desconfianza en América Latina.