Tuesday, August 13, 2013

La iniciativa de Peña Nieto no convence a sus socios del Pacto por México


Minutos después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, presentara su iniciativa de reforma energética en la residencia oficial de Los Pinos, algunos actores políticos del país han planteado su postura sobre la propuesta de cambiar los artículos 27 y 28 de la Constitución para permitir contratos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con la iniciativa privada. La mayoría de estos comentarios - algunos de parte de sus socios del Pacto por México- han sido críticos de los principales planteamientos del mandatario mexicano.
Jesús Zambrano, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD, de izquierda) ha señalado que le propuesta de reforma tiene “toda una esencia privatizadora”. Indicó que para hacer los cambios que propone Peña Nieto no es necesario cambiar la Constitución mexicana. “Si dicen que no quieren privatizar, entonces ¿para qué modificar la Constitución? Ahí está nuestra divergencia de fondo”, ha explicado. El líder perredista ha asegurado que su partido presentará esta semana su propuesta que no considerará la modificación de la Constitución. A las palabras de Zambrano ha reaccionado Marcelo Ebrard, exalcalde de la Ciudad de México: “Zambrano debe hacer un plebiscito respecto a contra-reforma energética”, ha escrito en su cuenta de Twitter.
Hace 10 días, la derecha mexicana presentó su propuesta de reforma energética. El Partido Acción Nacional (PAN) coincide en más puntos con la iniciativa de Peña Nieto que la izquierda. De entrada, los panistas han señalado que es necesario reformar la Constitución para permitir la apertura de la industria energética a la iniciativa privada. Sin embargo, los legisladores de la derecha han sido más radicales que el mandatario y han pedido que se planteen contratos de producción compartida, mientras que Peña Nieto ha sugerido que existan sólo contratos de utilidad.
Gustavo Madero, líder nacional del PAN, ha calificado como “tímida” la iniciativa de Peña Nieto. En una entrevista de radio, el panista ha señalado que el presidente ofrece contratos a empresas privadas y no da concesiones como su partido había propuesto. “(La iniciativa) no incluye una visión muy contundente de abrir a la competencia a Pemex, sí fortalecer a Pemex pero que no siga siendo una paraestatal monopólica si no una paraestatal dominante”, ha expresado.
El PAN también busca eliminar la participación del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en el Consejo de Administración de Pemex. El líder sindical, Carlos Romero Deschamps, ha asistido en primera fila a la presentación de la iniciativa presidencial y ha expresado que la propuesta de Peña Nieto es positiva pero que sus agremiados deben conocer a fondo el texto enviado al Congreso de la Unión para fijar su postura al respecto. “Lo que sea bien para México, lo será para todos”, ha comentado a la prensa al final del acto de presentación.
Para aprobar los cambios en la Constitución, será suficiente que el PRI y el PAN se alíen en las dos cámaras del Congreso para sacar la reforma energética adelante, ya que sus legisladores suman tres cuartas partes de los votos necesarios para modificarla.
Mientras Peña Nieto exponía la iniciativa, el antiguo candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador ha publicado en la web de su Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) un vídeo en el que señala que el Gobierno mexicano miente cuando sostiene que la petrolera mexicana ha registrado sólo pérdidas en los últimos años. “Hace unos días Pedro Joaquín Coldwell (secretario de Energía) mencionó que PEMEX está quebrada como empresa, que no tiene utilidades, que no tiene ganancia y que por eso, hace falta la llamada apertura al capital privado y sobre todo al capital extranjero”.
Más tarde López Obrador indicó en su cuenta de Twitter que había acertado al estimar que Peña Nieto propondría la modificación del artículo 27 de la Constitución y aseguró que los ciudadanos aún pueden detenre lo que definió como "el robo del siglo".
Aurelio Nuño, jefe de la oficina de la presidencia de México, anunció que a las 21.30 de este lunes Peña Nieto hablará a los mexicanos en una cadena nacional. Nuño ha defendido la propuesta del presidente y ha explicado que con la modificación de la Constitución los hidrocarburos y Pemex seguirán en manos del Estado pero la iniciativa privada compartirá un porcentaje de la utilidad de la explotación del petróleo con el Estado al colaborar con sus conocimientos y tecnología en la extracción del crudo.