Friday, October 11, 2013

Presentan en España el Partido X, surgido del movimiento de los indignados


Son ciudadanos anónimos, que pagan sus impuestos, que cumplen con sus derechos cívicos desde sus trincheras particulares, pero también coinciden en un diagnóstico: el sistema democrático español tiene que ser reiniciado para dar luz a un verdadero modelo de libertad y participación ciudadana.

Con este propósito se presentó en varias ciudades españolas de forma simultánea el Partido X, que aspira a convertirse en una fuerza renovadora con presencia en el Congreso de los Diputados, desde donde defenderá los principales postulados que enarboló el movimiento de los indignados, que nació el 15 de mayo de 2011.

Con sus nombres de pila y sin apellidos, un grupo de ciudadanos presentó el nuevo partido político, y explicó que son una plataforma ciudadana que se comunica a través de las redes sociales e Internet y que está diseminada en todo el territorio español con el objetivo de defender la voz de la ciudadanía al margen de los partidos políticos tradicionales, que consideran que ya no nos representan.

La lucha del Partido X es contra la corrupción de la clase política y su connivencia con grupos empresariales, pero también aspira a cambiar los puntos nodales del sistema presionando por más transparencia, impulsado referendums vinculantes, creando nuevos poderes Legislativo y Ejecutivo que recaigan en la ciudadanía y defender el derecho a unvoto real y permanente.

Simona Levi, una de las voceras del Partido X, explicó que su primera cita con las urnas será en mayo próximo, cuando los países de la Unión Europea (UE) elegirán a los diputados que los representarán en el Europarlamento. Si hay suficiente movilización habrá participación por parte del Partido X en las europeas, pero quiero aclarar que el objetivo es crear los cauces democráticos para que los ciudadanos competentes hagan programas que luego puedan ser aplicados.

Otros integrantes de la formación, como Xavi o Armando, advirtieron que su partido no es de izquierda ni de derecha y que sus objetivos sonpragmáticos, es decir, que busca soluciones a los graves problemas que aquejan a la sociedad, como el desempleo y el desmantelamiento del Estado del bienestar por parte del gobierno del conservador Mariano Rajoy.

Advirtieron que su principal impulso es acabar con el sistema de bipartidismo tradicional que ha permitido que se legisle al margen de los intereses generales. Y añadieron: Nunca más elecciones sin nosotros, sin los ciudadanos. Nunca más unas elecciones en las que se hable de los temas que les benefician a ellos en lugar de los que nos benefician a nosotros

En otro asunto, el movimiento feminista internacional FEMEN protagonizó su primera protesta en el Congreso de los Diputados español, justo cuando el ministro de justicia Alberto Ruiz-Gallardón defendía la contrarreforma que quiere llevar acabo en la legislación relativa la interrupción del embarazo.

Tres activistas del movimiento gritaron desde la tribuna de invitados el aborto es sagrado, una leyenda que también llevaban escrita en el pecho desnudo.

El grupo revindicó el acto en su página de Internet y criticó la reforma propuesta por el gobierno español a la actual ley del aborto, que plantea endurecer las condiciones para permitir la interrupción voluntaria del embarazo como en el caso de la malformación del feto, o para efectuarlo, que se tenga que tomar la opinión de un tercer médico, además la de un sicólogo.

La mayoría de los grupos feministas y de mujeres se ha levantado contra el proyecto del gobierno, pero el ministro Ruiz-Gallardón advirtió que seguirá hasta el final. De ahí que la organización internacional, nacida en Ucrania, haya decidido actuar en el pleno del Parlamento y con un mensaje claro de rechazo.