Saturday, August 3, 2013

Subir IVA y bajar impuestos al trabajo, tendencia mundial: Gurría


Para que el Estado mexicano cuente con recursos suficientes que le permitan cumplir su obligación de apoyar a los más vulnerables debería aumentar el IVA y bajar impuestos al trabajo, como es la tendencia internacional, planteó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, quien también se manifestó por cambiar el régimen fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y permitir la participación privada en la paraestatal.

Que no parezca que estamos haciendo algo demasiado exótico o raro, o en ataque de ciertos grupo de la población; el mundo entero se está moviendo en esa dirección: aumentando el impuesto al valor agregado (IVA) y bajando los impuestos al trabajo, y a la creación de empleos y la inversión, sostuvo.

Leyes con agujeros

Al participar en un diálogo organizado por la organización El México que queremos, Gurría también se pronunció por eliminar privilegios fiscales, quitar el subsidio a las gasolinas y mayor responsabilidad fiscal de estados y municipios.

El ex secretario de Hacienda dijo que antes de empezar a cobrar más impuestos hay que asegurar que todo mundo pague lo que debe pagar y cambiar las leyes fiscales para que no tengan tantos agujeros.

Además, abundó, los regímenes fiscales deben ser de aplicación general, transparentes y sencillos, pues esto dará un fuerte ingreso para dedicarlo a través del presupuesto para financiar a los más vulnerables.

Aclaró que el pronunciamiento de la OCDE respecto del incremento al IVA es porque “lo que queremos es que el Estado mexicano pueda recibir todos los recursos que debe para poder descargar mejor su obligación, que es apoyar a los más vulnerables.

El asunto del IVA es más viejo que los cerros y no para que el Estado apoye menos a los pobres, al contrario, para que los ayude más, añadió al precisar que de lo que se trata es de darle al Estado mexicano la capacidad de apoyar a los más vulnerables.

Sobre la reforma energética, el secretario general de la OCDE consideró fundamental cambiar el régimen fiscal de Pemex para que deje de ser la principal fuente de impuestos del país. Si no cambiamos el régimen fiscal aplicable a Pemex, será muy difícil que tenga capacidad, fuerza y flexibilidad necesarias para ser competitivo, enfatizó.

En cuanto a la participación privada en la paraestatal, opinó que este sector debe hacerlo para complementar los recursos públicos y permitir el pleno desarrollo de la industria, no sólo de la empresa petrolera, sino en gas y petroquímica.