Saturday, August 3, 2013

Cárteles mexicanos contratan soldados de EU como sicarios y capacitadores

Soldados estadunidenses altamente entrenados son reclutados para actuar como sicarios al servicio de los cártelesmexicanos de la droga, advirtieron expertos policiales.

Los grupos de narcotraficantes ofrecen mucho dinero a militares de Estados Unidos para llevar a cabo asesinatos por encargo y, potencialmente, compartir sus conocimientos con los delincuentes al sur de la frontera, afirmaron los especialistas, citados hoy en un reporte de la cadena Fox News.

La participación de tres efectivos estadunidenses en incidentes separados, incluyendo un asesinato en 2009 que llevó a cadena perpetua la semana pasada a un ex soldado, subrayan este problema, expresaron.

‘‘Hemos visto ejemplos en los últimos años donde los soldados estadunidenses se están involucrando en este tipo de actividad’’, dijo el experto en seguridad Fred Burton, vicepresidente de Stratfor Global Intelligence.

Es muy preocupante que las personas con entrenamiento militar especializado y experiencia de combate estén asociadas con los cárteles, añadió.

Según el recuento de la cadena Fox, Michael Apodaca, de 22 años de edad, integró la base militar de Fort Bliss y fue miembro de una brigada de artillería antiaérea. A este ex militar el cártel de Juárez le pagó unos 5 mil dólares por matar a José Daniel González Galeana, un miembro de un grupo que había sido marginado como informante de Inmigración y Control de Aduanas. Apodaca fue sentenciado en la corte de distrito de El Paso el 25 de julio.

En septiembre pasado, Kevin Corley, de 29 años, un ex integrante del servicio activo del Ejército en Fort Carson, Colorado, se declaró culpable –en una corte federal en Laredo, Texas– de conspiración para cometer un asesinato a sueldo para Los Zetas, tras ser detenido en una operación encubierta.

Con Corley fue arrestado el ex sargento Samuel Walker, de 28 años, declarado culpable de haber cometido un asesinato a sueldo en noviembre de 2012 y sentenciado a 15 años de prisión el 21 de junio. De acuerdo con su declaración de culpabilidad, Corley fue presentado a los agentes encubiertos haciéndose pasar por miembro de Los Zetas en septiembre de 2011; admitió ser un oficial en servicio activo en el ejército de Estados Unidos.

Le dijo a su contacto que podría proporcionar entrenamiento táctico a los miembros del cártel y comprar armas para ellos.

El 23 de diciembre de 2011 se acordó un asesinato por encargo a cambio de 50 mil dólares, acorde con las investigaciones.

Recientemente, el 22 de mayo, fue asesinado Juan Guerrero Chapa, de 43 años, ex abogado del cártel del Golfo, en el estacionamiento de un centro comercial en una zona residencial de Fort Worth.

La precisión militar con la que se llevó a cabo el crimen, la naturaleza del homicidio, la forma en que se ejecutó, indican que existe una organización que está capacitada para hacer este tipo de actividad, señaló entonces el jefe de policía de Southlake, Stephen Mylett.